UNIVERSO FUTSAL

Web para entrenadores y aficionados al fútbol sala

Ocasión perdida para C.A. OSASUNA MAGNA

Ocasión perdida para C.A. OSASUNA MAGNA

Publicidad

IMANOL ARREGUI: «Hay que pensar en el siguiente partido e intentar salvarnos cuanto antes»

Osasuna Magna quería lograr la victoria para certificar la permanencia ante su afición, pero como sucediera en las últimas jornadas, de nuevo no logró completar un partido que bien podía haber tenido un marcador favorable. Delante, un Pescados Rubén Burela que pese a estar ya descendido demostró ser un equipo muy competitivo que dejaba claro por qué en esta segunda vuelta ha mejorado tanto. Así acabó llevándose los tres puntos de su visita a Anaitasuna (3-5).

Con solo tres minutos de partido Raúl Rocha dispuso de un penalti cometido sobre Dani Zurdo, pero que Kaluza detuvo sobre la línea. Esa ocasión perdida nada más iniciarse el juego hacía presagiar lo que vendría después. Dani Zurdo fue el jugador más incisivo de los verdes durante los primeros minutos, tanto a balón parado con una falta que buscó sorprender en el segundo palo, como en acciones elaboradas. El jugador de Jaén se plantó solo ante el portero a los 9 minutos de partido y cedió para Fabinho que llegada en carrera. Era un dos contra el portero pero el brasileño remató forzado y mandó el balón al lateral. Increíble pero con dos ocasiones para ir 2-0 en el partido, Osasuna Magna no lo supo aprovechar y acabó encajando el 0-1. Fue Renato el autor del primer tanto visitante, que tras una rápida contra colocaba el balón en toda la escuadra sin que Asier pudiese hacer nada. Hasta ese momento el Burela había demostrado ser un equipo vertical, con las ideas claras y muy rápido en este tipo de acciones al contragolpe, algo que le acabó dando sus frutos.

Ya por detrás en el marcador se notaba cierta precipitación en el equipo y algo de nervios en el entorno. Sin embargo, Osasuna Magna siguió generando ocasiones como la que tuvo Josu Mendive. Una buena acción por banda derecha acabó con un pase interior que el de Ibararte no logró dar dirección. Su golpeo con el interior del pie izquierdo se marchó rasó por línea de fondo. Otra llegada muy clara. A continuación los dos equipos procedieron a pedir tiempo muerto y Burela optó por el juego de cinco. Osasuna Magna presionaba a pista completa, intentando robar y asumiendo riesgos atrás. Tampoco Burela lograba pisar pista rival, pero la intensidad que puso sobre la cancha le valió para defenderse ante las acometidas del CD Xota. De esa manera, jugando también el equipo de Imanol Arregui de cinco, en una ocasión que Linhares no llegó a culminar dentro del área rival, el balón le llegó a Iago Minguez y éste tras conducir y perfilar su disparo acababa anotando el 0-2 entre dos defensores del Xota. Ese gol llagaba a cinco segundos del descanso.

Al paso por vestuarios se vio a un Osasuna Magna que mordía mucho en pista rival, con una marcha más en el juego y con esa intensidad propia de quien quiere ganar para lograr el objetivo. También la grada se contagió del ritmo de los suyos y aunque la desventaja era de 0-2, los de Irurtzun empezaron a encadenar claras ocasiones de gol.

A los cuatro minutos de la reanudación Jhonatan Linhares presionó un balón con más fe que nadie y llegó a quitarle la pelota al portero, resultado el rechazo a favor de Fabinho. Esta vez no lo desaprovechó y con un golpeo a la media vuelta acabó haciendo el 1-2. Osasuna Magna quería más y cuatro minutos después, ahora Linhares hacía el 2-2. El brasileño puso el balón en la escuadra de potente disparo desde la frontal.

Más adelante fue Toni Escribano quien rozó el 3-2 con un remate que no encontró portería por centímetros. Los navarra estaban haciendo los deberes en ataque, pero en una rápida jugada rival Renato se sacó un fuerte disparo desde la frontal que significó el 2-3 poniendo de nuevo a Burela por delante. El balón pegó en el larguero y entró en la portería pese a que el cuero acabaría saliendo. Quedaban cinco minutos de partido y Osasuna Magna veía cómo otra vez estaba por detrás en el marcador. Pese a ello el equipo no dejó nunca de intentarlo, jugando a partir de entonces con Raúl Rocha y Juninho de portero jugador. De esa manera en el minuto 38 Dani Zurdo protagonizó un fabuloso golpeo para establecer el 3-3 y sin tiempo casi de festejarlo, Ismael hacía el 3-4 en una jugada de cinco mal defendida.

En el último minuto de partido Juninho iba a tener un balón al palo pero en la posterior acción los locales cometieron la sexta falta. Así Wanderson anotaba el 3-5 en su regreso al Pabellón Anaitasuna. Dicho gol llegó a 34 segundos para el final, tiempo en el que los nuestros lo siguieron intentando por inercia.

Finalmente, dura derrota ante el colista que vino a Pamplona a realizar un ejercicio de profesionalidad y que acabó posponiendo la celebración de la permanencia del CD Xota. Próxima cita: el martes en Santa Coloma.

Prensa C.A. OSASUNA MAGNA

¿Qué te ha parecido?